miércoles, 10 de junio de 2015

( Sudores)




                                 
                                                                       Pobre hombre...




2 comentarios:

Marino Baler dijo...

Y yo, inocente de mí, creía que los casados eran afortunados y no necesitaban ruleta...
La mía sigue girando lentamente, sin prisa...

Aileon dijo...

Marino,

Eso dicen que cuando uno se casa...en fin...

Lo mejor,...fuera ruleta!