jueves, 23 de julio de 2015

Ellas tres y yo


Dicen que no es genético, pero yo no estoy tan segura. Ya somos cuatro que compartimos laparoscopia  y extracción  de grandes quistes en ovarios.

Hoy he revivido mi operación  pero desde la sala de espera,  y la espera realmente se hecho muy larga...Desde las 10 y poco más  hasta las 6 que no la hemos podido ver.  Ella se queda ingresada esta noche. Uno de 10 cm, el otro de 4. Contenta, conserva los dos ovarios. Triste, porque su madre no está  a su lado desde hace cuatro meses.  Una muerte inesperada que les destrozó  la vida.

Es mi prima pequeña.

Hoy no podíamos faltar y debíamos estar al lado de mi familia. Y sé  que mi tía desde allá  arriba ha velado por su hija para que todo saliera bien. Aunque su ausencia se notaba con solo respirar, sé  que en el fondo está  a su lado...Lo sé.

La vida es jodidamente  injusta...Pero sigue.  No nos queda otra.

Aileon

2 comentarios:

Marino Baler dijo...

Vaya, lamento la situación; pero espero que todo salga bien. Las cosas de la salud tienen, a veces, historias muy tristes. Todos hemos pasado por situaciones difíciles y lo único que 'lo cura' es el paso del tiempo.

Un abrazo y ánimo.

Aileon dijo...

Gracias Marino.
De la operación va mejorando día a día. De lo otro está obligada a vivir con ello.

Graciass:)

Cuídate ✌