sábado, 16 de abril de 2011

Andamos bien, gracias.


Uno de mis zapatos



Y así, sin preámbulos, ¿los pies encojen? Ya lo que me faltaba.

El otro día voy a comprarme unos zapatos de verano y le digo a la chica que me saque un 6, un 36, vamos. Me lo pruebo, me gusta pero me va un pelín grande. ‘¿Tienes un 5? No.’ Pruebo otro modelo. Lo mismo. El 6 se ve grande, no tienen 5. Otro, y más de lo mismo. El fabricante sólo hace a partir del 6.

Al final, ante mi enfado propio al ver que todos me venían grande, me dice la chica. ‘Es que tendrás que ir a sección infantil’ ¿Perdona? ¿Tú has visto a niñas con zapatos de tacón? ( no sería la primera vez que me compro unos zapatos en esta sección) Vamos que la chica me animo de cojones.

Llego a casa, saco los zapatos de verano y sorpresa. Me van grandes. Lo que me faltaba que ahora los 6 me quedan grandes.¡¡¿¿¿¿Pero que les pasa a mis pies????!!!!

¡¡¡¿¿ ¿Quieren ser hobbits o qué???!!!!

Joder, si encontrar un 6 ya me cuesta, un 5 ya ni te cuento.

Pero qué pasa ¿qué encojen los pies?

No puede ser, si fuera invierno, plantillas, pero en verano…

Yo, presidenta del club de fans de pies pequeños, bueno en realidad hasta ahora única en este club, reclamo a los fabricantes que tengan en cuenta a las mujeres que,como yo, tienen los pies pequeños no, lo siguiente.

También existimos, bueno existo.

Por eso pienso, y como presidenta, el doble.

Queda dicho.

Aileon

miércoles, 6 de abril de 2011

En el hueco de la escalera...


Hoy no sé que pasa que todo me va lento, todo. Bueno o eso, o es que a lo mejor voy muy acelerada, que también puede ser. Ya no lo sé. El que observa, corre el riesgo de ver. Y yo, ya he visto suficiente. Aileon