lunes, 16 de marzo de 2009

Dibujando su gracia...

Lunes, 9 de la mañana.

Profesora y alumnos en una misma clase.
Y dice ella:


- Hoy haremos algo distinto. Quiero ver lo que puede dar de si vuestra imaginación a través de un dibujo inicial. A ver Pedrito, sal a la pizarra y dibuja algo que te venga a la mente y dime lo que significa.



- Pues he dibujado una línea que representa el suelo.

- Muy bien, siéntate. A ver tú, Pablito, tienes que dibujar algo sin borrar lo que ha hecho tu compañero y nos explicas lo que significa.

- Pues yo he dibujado la forma de una casa siguiendo la línea de Pedrito.



- Muy bien, ahora tú Marquitos, sal y dibuja lo que se te ocurra siguiendo los dibujos de tus compañeros.

Marquitos sale a la pizarra y durante unos segundos duda qué dibujar. Finalmente hace unas líneas dentro de la casa y dice: Esto es la puerta.

- Muy bien, muy bien. Sin puerta no se puede entrar. Perfecto. A ver, Juanito, ahora es tu turno. Ya tenemos el suelo, la casa y la puerta, ¿qué podemos dibujar más?

Juanito, el más tímido de sus compañeros, mira la pizarra mientras tiembla como un flan.
- Venga, Juanito, ¿qué puedes dibujar más?

Juanito, después de meditar largo y tendido mira por la ventana y se le ocurre una cosa. Dibuja un círculo arriba y dice:
es el sol, señorita.



- Muy bien, muy bien. Claro, no podía faltar el sol en ese maravilloso dibujo. Me gusta, a ver, Ernestito, ahora te toca a ti, ¿qué se te ocurre? Piensa, piensa…

Ernestito se levanta con rapidez y le pregunta:

- ¿Qué es invierno o verano?
- Pues lo que tú quieras.

Antes de que acabara la frase, Ernestito se gira y dibuja algo en el interior de la casa ante la mirada atónita de la profesora.


- Es la nieve que queda en los tejados de las casas…
- Ahh, muy bien Ernestito, muy bien (la profesora puede respirar tranquila). Pues ya va quedando poco. A ver Jaimito, tú eres el último y tienes la tarea más difícil porque poco se puede dibujar ahí ya.


Mientras Jaimito se levanta y no se levanta la profesora va mirando el dibujo y pensando ¿qué dibujará? Que orgullosa me siento de todos ellos. Están dibujando una bonita casa...
Jaimito se planta frente a la pizarra sin saber qué dibujar y le dice a la profesora:


- Seño, ¿tengo que seguir el dibujo que han hecho mis compañeros ?
- Sí, sí, claro Jaimito… Piensa en algo que te sugiera esa imagen, en algo que veas a menudo. A ver, cuando miras ese dibujo ¿qué te viene a la mente?

Jaimito sin pensárselo dos veces coge la tiza más grande y dibuja un contorno a la casa. Se gira ante la mirada fuera de órbita de la profesora y dice:

- Ahí lo tiene, mi padre agachado cogiendo una caja…







Nota:
Vale, esto es más viejo que la pana, y los chistes de Jaimito nunca se me han dado muy bien, bueno en realidad y pensándolo bien, los chistes en general nunca se me han dado bien.
La historia me la he inventado un poco porque realmente no sé como era el chiste, y los dibujos están hechos por mí. Se nota. Lo sé. Sé que no me puedo ganar la vida dibujando. Pero recordad que todo el mundo tiene un mal día…
Esto dibujado en el momento que se va explicando tiene su gracia…

Aileon

2 comentarios:

Maria Varu dijo...

Hola Noe o Aileon, vengo por indicación del "niño".
¡Qué sorpresa con el chiste! he escuchado muchos chistes de Jaimito pero nunca había visto ninguno tan bien escenificado, he de felicitarte por tu presentación... los dibujos perfectos, guardando relación con el texto y fíjate si lo has hecho bien que lo he entendido, soy de esas personas que no consiguen pillar los chistes, ¡vamos! ni hechos a medida, al menos con éste me has hecho sentir feliz porque he visto al padre cogiendo la caja.
Gracias Noe, hoy me acostaré satisfecha.

Un abrazo

María

Aileon dijo...

Maria,
Bienvenida!!!
Me alegro que te haya gustado este chiste. He intentando hacerlo que quedara bien, pero no sé yo, jejej Por lo menos se ha intentado.

Gracias por la visita.
Cuídate Maria