miércoles, 30 de julio de 2008

El grillo que lo cambió todo...


Agosto del 2007, Aileon
"No siempre se sabe lo que una quiere, pero esta vez, como otras tantas, una se da cuenta de lo que realmente le interesa y quiere para su propia vida. Y, precisamente, no es eso lo que tiene y lo que vive en esos momentos.

No es que esté perdiendo una etapa de mi vida, mas bien, es que no la ha encontrado y, lo más lamentable es que, ya es tarde para iniciar esa búsqueda.

El tiempo pasado nunca vuelve, aunque los pensamientos te torturan día y noche, noche y día, y te recuerdan constantemente lo que fue un pasado no muy lejano ni mucho menos cercano.

Ni siquiera en estas líneas escribiré realmente lo que pienso porque soy tan sumamente egoísta en ese sentido, que mientras permanezcan en mi mente, serán míos para siempre. No quiero perder la autenticidad de todo lo que nace de mis pensamientos, y alimento con el silencio de mi propia respiración.

Simplemente para poder entender estas líneas cuando las lea es que "un grillo me hizo darme cuenta de lo mucho que puede llegar a molestar a escasos centímetros en mitad de la noche". Simplemente eso. Yo ya sé el resto, es decir, todo lo demás.



…lucho contra algo imposible, algo que me atormenta, algo que no me deja ser feliz ni disfrutar de la vida, algo que me cambia el carácter, algo que no me deja dormir y, sobre todo, algo que me hace pensar continuamente. Lucho para que nunca deje de mirarme y me haga sentir especial. Lucho porque la luna salga cada noche. Lucho porque el resto del mundo desaparezca, y la noche nos envuelva lentamente sin más presencia que la nuestra… Lucho porque mi vida tenga sentido, y la tuya también. Lucho porque quiero que mis pensamientos se hagan realidad y no vivir de ellos. Lucho por la realidad que vivo y por el tiempo que transcurre sin vivir. Lucho por respirar y sonreír. Lucho por mí. Por eso lucho...”





Agosto del 2008, Aileon
Ahora sólo deseo que ese grillo me incordie hasta rozar la locura, y no me deje dormir en las noches más calurosas de verano, porque eso significará que no estoy sola en la oscuridad de la noche. Y que ahí estará él…para velar por mí.
Ahora mi lucha me ha dado una tregua: ella desaparece de mi vida, si yo sigo sonriendo y respirando…
Ahora mi lucha sonríe al querer retener esos momentos de felicidad y poseerlos hasta formar parte de mi ser…

Ahora esa es mi lucha. Después...¿qué importa?

NOTA: Por cierto, puede que esté días sin actualizar. No, no...yo aún no me voy de vacaciones como la mayoría de los bloggeros, pero todo llegará.
Estoy pensando en abrir un nuevo blog, pero no intimista, como mencioné hace tiempo (cosa que quizá lo haga), sino será un blog ,mas bien, literario, con temas que tengan relación con la lengua y la literatura. Vamos, un blog más serio, mucho más serio y, quizá, más interesante o menos, según se mire.
Aileon

6 comentarios:

david dijo...

Lo que ayer era negro,hoy es blanco y lo que hoy es blanco mañana es negro,asi es la vida,lo mejor es vivir siempre el presente y disfrutar del momento,pero nunca hay que bajar la guardia

Cuidate

AiLeoN dijo...

David,
Sí, eso es verdad, pero a veces cuando uno lo ve negro cuesta ver lo blanco, sobre todo si una piensa que lo negro es lo único que le puede ofrecer la vida.

Afortunadamente,y como bien dices, lo negro se vuelve blanco.Aunque luego vuelva a cambiar de color, pero al menos hay que disfrutar de ello el máximo tiempo posible.

Y también lo mucho que puede llegar a molestar un grillo, con el paso del tiempo te das cuenta que no es tan molestoso, y que lo único que hace es darte compañia, cuando lo que realmente quieres es no estar solo...

Un poco lioso no? Yo ya me entiendo jejeje

Me voy a la cama, que estoy cansadísima...

Cuídate! Un saludo...

Julia dijo...

Mi querida Noelia.
Hablas de un grillo molesto que, al final no sólo no resulta tan molesto si no que resulta hasta entrañable.
Hablas de muchas luchas y si te sirve de algo la opinión de alguien que ha batallado en muchas de esas luchas, quédate luchando sólo con las que le den a tu vida paz, un mañana feliz y un futuro lleno de hermosos soles y brillantes lunas.
Volviendo a grillo, ¿Te has dado cuenta que lo empiezas a escuchar cuando sólo se siente el silencio?.
¿Complicado?..., bueno un poco, pero si en una de esas noches en las que no puedes dormir te concentras en escuchar el silencio, te darás cuenta de la cantidad de sonidos que ese mismo silencio nos descubre.
Un beso y cuídate mucho.

AiLeoN dijo...

JULIA,
El grillo hizo que rozara la desesperación en aquellas noches de verano, y que, con el tiempo, me he dado cuenta que necesito ese sonido, que sin él...las noches de verano no serían lo mismo.

Las luchas que me atormentaban, han desaparecido por completo. Pienso en las luchas que mencionas, esas sí, que merecen la pena. Las otras mejor olvidarlas, y hacerlas desaparecer de la mente.

Tienes razón sobre el sonido, y es que en mitad de la noche, en ocaciones, el silencio es el sonido...

Un besito.

david dijo...

Toc Toc hay alguien ahi,se busca a Aileon,creo que llamare al lobaton :)

Te queria desear un buen finde,un finde especial para ti seguro,bueno y para mi tambien que cojo vacaciones,jojo

cuidate guapa

AiLeoN dijo...

Gracias, siiii....de celebraciones!!! Comiendo mucho, y riendo mucho más.

Claro, dando envidia, como la mayoría que conozco que ya mñn empiezan sus vacaciones! Que bien!!!

A mí aún me toca esperar, pero ya llegará!!! ;)

Buen finde!