miércoles, 10 de septiembre de 2008

Ella...



Voy a ponerme un poco seria, porque el tema lo requiere, y porque quiero tratarlo con el mayor de los respetos, sobre todo por mi familia y por ella. Porque lo necesitamos, porque estamos haciendo todo lo posible y lo imposible, porque físicamente y mentalmente estamos desesperados – agotados también pero eso es lo que menos importa ahora- sin poder evitar el sufrimiento, la angustia, las lágrimas, la desesperación y el dolor de ella.

Los que me seguís hace tiempo, sabéis que me gusta utilizar el humor y la ironía (tal y como se demuestra en entradas anteriores) porque considero que la vida, a veces – y recalco a veces- hay que tratarla con humor y no tomarse demasiado en serio todo lo que nos rodea porque, al fin y al cabo, no saldremos vivos de ella.

Pero esta vez, el humor lo mantengo en silencio. Y el silencio nos mantiene a nosotros.
Estamos unidos- mas si cabe- por ella.
Y sufrimos –sufro-a su lado y por ella.

Ella...

Realmente no sé como lo estoy llevando. Pero sí sé como me está afectando. Y pienso. No paro de pensar. En esa casa –que fue la mía de niña-. En los recuerdos. En mi infancia. En todo lo que permanecerá -hoy, mañana y siempre-en mi mente…Y en ella, pienso en ella.

Todo está en ella.

Si mi corazón se rompe en mil pedazos, ¿qué importa eso?
No importa una mierda.



Una luz de mi vida se está apagando lentamente...

Aileon

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Ella merece todo nuestro apoyo aunque seamos debiles tenemos que ser fuerte me cuesta mucho dormir pensar en lo que estara pasando.La quiero y siempre la querre,intento hacerla reir y que los momentos sean mas dulces para ella pero es imposible.Te quiero Yaya.Voy hacer todo lo que pueda por ti.Tu hermana.

AiLeoN dijo...

Tus palabras las hago mías.
Por ella todo.
No escribo nada más que lloro fácilmente como aquella tarde mientras ella dormía ¿te acuerdas? Cuesta conciliar el sueño, cuesta empezar un nuevo día sin pensar ella, cuesta sonreír cuando ves que sufre,...pero hay que hacerlo.

Espero que mama no lea esta entrada. Necesitaba escribirla.

Gracias por comentar!
Mañana te doy un beso,
Tu willy ;)

Luna Carmesi dijo...

Un abrazo.
Para eso sirven las palabras, para dibujar sentimientos.

Besos.

AiLeoN dijo...

Gracias Luna!

Besos guapa

david dijo...

Desde aqui os mando todas mis fuerzas y mas, a toda vuestra familia,debe de estar muy orgullosa de tener unas nietas como vosotras

Un abrazo

Rayco dijo...

Ánimo y fuerza. Aquí nos tienes para lo que podamos hacer.

Un abrazo.

AiLeoN dijo...

Gracias a los dos.
Así es la vida, a veces te sonríe y a veces te 'machaca' de lo lindo...

GRACIAS!
Un abrazo

Julia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julia dijo...

Ante un escrito tan pleno de amor y a la vez de ese inmenso dolor que nos invade cuando nos sentimos impotentes frente a un próximo y triste desenlace, no encuentro esas palabras que pudieran dar consuelo o al menos un poco de apoyo.
Me siento impotente y eso me produce tristeza. Una tristeza que me gustaría sintieras unida a la tuya por si de alguna forma pudiera servirte de ayuda.
Los que hemos pasado por momentos parecidos. Los que sabemos de ese dolor tan intenso que nos destroza moral y físicamente desde lo más profundo de nuestro corazón. Los que hemos aprendido a sobrevivir a, no voy a decir a aceptar, porque en el fondo esas cosas nunca se aceptan pero sí a seguir viviendo con los gratos recuerdos, porque cuando alguien a quien apreciamos de verdad, en este caso tú, querida amiga, está sufriendo esa situación intentamos transmitir a pesar de la distancia nuestro apoyo abriendo virtualmente nuestros brazos y nuestro corazón para intentar darte ese abrazo que te aliente y pueda reconfortarte.
Pero hay una cosa que sí quiero decirte querida Aileón y es que cuando llegue ese terrible día y sientas que te rompes, piensa que tu amor hacia ella, tu cariño, tus palabras de aliento tu compañía tu mano acariciando la suya, tus besos, son cosas que le hicieron feliz y que no se han perdido porque si algo nos llevamos cuando toca partir son esas cosas que nos hicieron felices, y si algo nos queda a los que seguimos aquí es el consuelo de saber que hemos hecho todo lo que estaba en nuestras manos para que esa persona estuviera feliz.
Me alegra que seas capaz de escribir sobre ello. No te cortes, si necesitas gritar tu rabia, arrancar escribiendo esos sentimientos que te ahogan, no lo dudes y hazlo, porque lo peor que puedes hacer es tragarte el dolor.
Quiero darte con todo cariño un beso querida Aileón y decirte que aquí estoy, a pesar de la distancia, para todo lo que necesites.
Julia.

(Perdón, la anterior respuesta borrada era mía, no sé donde toqué).

AiLeoN dijo...

Gracias por tus palabras, en serio. No sé que decir, últimamente escasean mis palabras, pero te agradezco enormemente tu aliento, tu apoyo y tu consejo.

Son momentos difíciles, y estamos agotados tanto fisicamente como mentalmente, pero hay que hacerlo por ella, y para que esté lo más tranquila posible.

Me alegro de tu vuelta, y gracias.

Un beso, mi querida Julia

AiLeoN dijo...

Nota:
Llego cansada y sin ganas de escribir ni leer. Sólo me apetece estar en la más estricta soledad, y dejarme llevar...
Por si no me paso por vuestros blogs, discúlparme.
Prometo pasarme en cuanto pueda.

Cuídense mucho. En mi caso sé que hay alguien que vela por mí...

Besos

david dijo...

Cuidate mucho Aileon

Un abrazo

aileon dijo...

Gracias!

Cuídate

aileon dijo...

Mal número.
Buen domingo a todos!