sábado, 20 de septiembre de 2008

Lenitivo...

Nunca podría estar ahí, aunque...
En momentos de desesperación, cansancio, sufrimiento, lágrimas, dolor y silencio, es curioso como una fobia se convierte en el único alivio que tu corazón necesita…

Hoy ha sido un día duro y agotador. Estoy sin estar. Soy pero no me reconozco. Voy y vengo, pero anhelo quedarme.


¿Hasta cuándo?


Aileon



-Nota-
He estado pensando...

Como mis últimas entradas han estado relacionadas con el sufrimiento de mi abuela o con los momentos duros y difíciles que estamos –estoy- pasando, he estado pensando y no volveré a mencionar nada que tenga que ver con el tema.

No pretendo hacer de mi blog un paño de lágrimas -no va conmigo-, sino más bien todo lo contrario. Esto no es lo que quiero, aunque sé que es como un confidente que me escucha sin pedir nada a cambio. Pero no sé si me ayuda por otros motivos.

Reconozco que estoy ausente -y eso yo sé lo que significa-, pero no debe pasar de ahí: eso quedará para mí. Cerraré con llave mis sentimientos.
Soy así. Reservada o no, no quiero preocupar a nadie, porque mi lema es 'si puedes sufrir tú, ¿por qué hacer sufrir a los demás?'.

Cierro aquí este capítulo, y este mal trago que nos está haciendo beber la vida.

Noelia

6 comentarios:

david dijo...

En momentos como los que estas pasando tienes que ser mas fuerte que nunca,se que es muy facil decirlo, pero no hay otra.

Te mando un abrazo

AiLeoN dijo...

David,
Gracias! Sí, pero ya llevamos muchos días y ya no es porque te agote fisícamente, sino mentalmente. Pero bueno, quizá estoy más cansada porque hemos estado prácticamente todo el día en urgencias.

GRacias, lo recibo!
Cuídate

Julia dijo...

Querida Noelia.
Es una decisión muy personal y por supuesto como tal, la respeto.
Pero voy a decirte algo:
Aunque tu lema sea 'si puedes sufrir tú, ¿por qué hacer sufrir a los demás?', los demás, las personas que te quieren, que te aprecian van a seguir sufriendo por ti aun cuando dejes de hablar de tu dolor.
Es de humanos sentir la necesidad de hablar de lo que nos atormenta y es de humanos saber escuchar, comprender y compartir ese dolor aun cuando nos toque simplemente por lo que a tu persona respecta.
Pero también es de humanos protegernos con esa coraza de “yo lo puedo llevar sola” y no quiero que nadie más lo sufra, porque el agotamiento físico y moral no nos deja ver otra salida.
Repito que respeto tu decisión porque es una decisión que todos en algún momento hemos tomado y los que así lo hemos hecho comprendemos.
Quiero que sepas que me tienes, es decir y me atrevo a hablar en plural, que nos tienes por si necesitas compartir ese mal trago, como tu lo llamas, porque eso que llamamos amistad o compañerismo o como quieras llamarlo y que se gesta a través de este medio, esta ahí para todo, no sólo para las risas y los buenos momentos, si no para todo momento.
Un beso y..., aunque sé que tienes muchas personas a tu lado en estos momentos, yo estaré aquí.

Julia.

Luna Carmesi dijo...

Hay cosas que nunca comprenderemos. Su aceptación parece imposible... Pero la grandeza del ser humano nace mirando al horizonte.
Besos.

AiLeoN dijo...

Querida Julia,
He leído atentamente tus palabras y tienes razón, sobre todo en que los demás no dejarán de preocuparse por mí, aunque no muestre mi dolor. Pero si no se habla, se camufla fácilmente y en eso tengo un don, y lo camuflo muy bien. A eso me refiero.

Gracias por el resto! Te lo agradezco. Y es que soy muy sensible, pero muy mía a la vez. Pero gracias porque tus palabras denotan sinceridad.

Espero que estés mejor.
Un beso

AiLeoN dijo...

Luna,
Me quedo con la última frase (y no me refiero a la de 'besos'). Me gusta! Gracias guapa.

Beso