miércoles, 4 de febrero de 2009

Y yo con estos pelos...


Que si comer siempre con el mismo tenedor…
Que si morderse las uñas hasta casi sangrar…
Que si lavarse las manos más de cien veces al día…
Que si patatim…
…o patatam.

Pues yo de eso no tengo.
Tengo de otra (más visible)

Mi mejor manía para mí y mi peor manía para ellos.
Para bien o para mal es algo que me caracteriza.
Sin esa manía, yo no sería YO.

Años atrás, muchos atrás…


Otra vez…Para ya. Deja de chupar…
Jolín, no puedo evitarlo.
Mira, ¡¡¡cómo tienes las puntas!!! ¡¡¡Secas!!!!
Pues cada vez se ponen más duras.
Te voy a cortar el pelo.
No, no (llantos incluidos)


Así hicieron.
Me cortaron el pelo a ‘chico’ porque me chupaba las puntas del pelo y parecía algo raro. Lo reconozco.
Además, peinarme era un suplicio porque el peine se paraba en la zona encartonada. Imaginaos a una niña con el pelo largo, moreno, muy liso y las puntas chupadas… todas secas.
Hasta mi adolescencia lo estuve haciendo. Luego la cosa cambió por vergüenza, claro. Y porque en el instituto una profesora me dejaba en ridículo cada vez que podía.
Ahora ya no lo hago (a veces no por falta de ganas ehh, jeje), pero sí continúo con una manía muy característica mía con respecto al pelo. Y cada vez más.
Yo siempre digo que si alguien tuviera que imitarme lo tendría muy fácil.



No puedo evitarlo. Mi pelo tiene vida propia. Y algún día temo que salga a galope..
Sé que moriré con esta manía que tanto molesta a los demás o que tantos nervios y enfados provocan en ellos.

Y es que no me entienden.
El tocarme el pelo es el reflejo de que algo me afecta o de que algo me preocupa.
Si estoy bien, el pelo sólo me lo mueve el viento.
Si algo me pasa, empieza el ritual…

Si estoy nerviosa cojo un mechón de pelo y empiezo a darle vueltas con rapidez ( con un estilazo que no veas, ya son muchísimos años practicándolo)

Si estoy aburrida busco un mechón pequeño y con ambas manos lo acaricio lentamente hasta sentir esos escalofríos en la cabeza.

Si estoy alterada cojo dos mechones (uno en cada mano) y los muevo más bruscamente. Sin necesidad de aparentar una loca, aunque no sé yo….visto así, no creo que tenga mucha coherencia esta última frase.

Si un día llevo el pelo recogido y me pongo nerviosa, me saturo o me estreso, me pongo peor por no poder coger un mechón de mi pelo, y moverlo suavemente deslizándolo entre mis dedos.

Acariciar, rozar, mover el pelo… me tranquiliza.

Ahora vuelvo a moverlo muy a menudo.

Vale, soy rara en esto y en muchas otras cosas.
Pero hay cosas que por mucho que una intenta cambiarlas, no puede.
Son innatas por naturaleza.

¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna manía rara?

Aileon

19 comentarios:

david dijo...

Y que sabor tienen tus pelos?,si estan buenos podrias llevarlos algun restaurante y que los sirvieran de plato,con el nombre de pelos a lo Aileon,jaja....la verdad que es una mania rara, si señora,lo normal seria tocartelos con los dedos (los pelos digo,jaja),pero comertelos?ufff.

Que mania rara tengo yo?,mmmmmmmm,pues sinceramente no tengo ninguna,ni rara ni normal,jeje,jooo que aburrio que soy veo :(

Espero que no te lo cortes el pelo,por las fotos que pones tienes un pelo bien bonito,seria una pena si lo hicieras :)

Esperaremos ver lo que comentan los demas,que manias tendran...jiji

Cuidate mucho!!!

nanits

Aileon dijo...

David,
Bueno más que comerlos, chuparlos....los pelos, mis pelos, digo...Ahora sólo me lo toco, sin llegar a chupar. Joder, bueno ya me has entendido,jejeje

Seguro que alguna tendrás. Creo que todo el mundo tiene manías. Unas más raras y otras más normales, pero piensa...

Esperaremos...

Tú tb
Cuidat!!!
Bona nit!

MC dijo...

buenos días!!!!
Que bueno lo de las puntas acartonadas, te veo el pelo a lo pantene las puntas a los bruja lola, juas juas
Hcieron bien en reirse de ti, jaja así ahora no lo haces. Pues yo manías debo tener muchas solo que como será normal en mí pues no me doy cuenta, la del tocarme el pelo va a ser q coincidimos jaja (en chuparlo no) como tengo un lado más largo que otro (a posta claro) pues el largo me lo toco mucho y el flequillo ni te cuento sobretodo cuando se planta el remolino, jajajaja, más manías... morderme el labio, mover la pierna descontroladamente si estoy nerviosa, sentarme con la pierna doblada bajo el culo, sentarme en el suelo, ale lo dejo ya que pase el siguiente, jajajajajaja

Besetes

MC dijo...

Por cierto David, ya he visto que te has suscrito he???? Ya solo te falta comenzar a escribir el blog, has pensado en el título ya?? venga venga anímate!!!

Aileon dijo...

Buenas,
Muy mala ehh!!! que lo pasé muy mal en el instituto por esta manía. Decía la profesora que la desconcentraba. ¡Nada más lejos de la realidad! Ella que ya nació desconcentrada, jajaja

Pues comparto sobre todo contigo la de sentarse y poner la pierna doblada bajo el culo...¡qué bueno! Yo también lo hago, y a veces en sitios que no debo, pero es que es dificil cambiar manías, costumbres y formas de actuar...

Cuídate guapa

**Poco a poco, David se va a acercando, jeje

Pandora dijo...

Si es que por algo es lo de almas gemelas, ya sabía yo...
Lo mío no da para tanto pero cuando estoy incómoda puedo hacer dos cosas o enroscar un mechón de pelo en mi dedo (como dices tú) o colocármelo todo el tiempo. Fíjate que algo que pueden confundir con presunción, no es más que timidez.
También tengo una manía con mis manos y mis uñas pero me resulta un poco difícil explicarlo aquí porque es bastante largo, todo un ritual, jejeje, también lo hago cuando estoy nerviosa.
Un abrazo.

Marino Baler dijo...

Pues yo no sé si será manía, pero tengo la costumbre de encender una varita de incienso antes de acostarme. Como manía suelo mover mucho las piernas cuando estoy sentado, ya sea trabajando o comiendo, es algo que no puedo evitar y muchas veces me han dicho que pare por lo molesto que resulta pero confieso que es algo que hago por inercia, sin darme cuenta.

Un besset.

Tenta dijo...

Buenos días por la noche.

He leído tu texto y no he podido evitar imaginar...

Momento entrevista de trabajo.
Toda tú, elegante a la par que discreta.
Nerviosa en su justa medida...
Todo en orden, o no, según se mire.

El entrevistador, inquisitivo, te observa hasta parecer que puede entrar en "tu alma".
Remueve papeles, pasa hojas queriendo intimidarte.
Y de pronto, levanta la vista y te pregunta:
Alguna manía a destacar?

Tu cara se "ilumina"...
Sientes un escalofrío que recorre tu columna vertebral, sin prisa, haciéndote estremecer.
Es algo que te gusta, que te hace sentir bien.
No puedes, ni quieres guardártelo.
Y se lo cuentas!
No sólo con palabras, todo tu cuerpo se lo quiere contar.

Te sueltas el moño que te has hecho, no sin esfuerzo, un par de horas antes de ese momento.
Tu pelo cobra vida, se revuelve y se despliega sobre tus hombros...
El señor entrevistador, encorsetado en su papel de hombre serio, "pofesioná", siente tambalearse su postura... hasta que, tus puntas reclaman la atención!

Y se lo cuentas:
Me chupo las puntas!

Así, sin más.
Con toda la naturalidad de la que puedes hacer gala.

Me chupo las puntas.
Se lo dices mirándole a los ojos.
Tú, tranquila, sin prisas.
Saboreando las sílabas.

En ese momento, él...
Eso...

Y el puesto es tuyo! (y te regalan un vale descuento para ir a Llongueras a hacerte un tratamiento capilar, que tú, por supuesto, le regalas a tu prima!)

Leches, cómo es la RED!
Entras, autoconvencida de que sólo será un momento... Pero un mundo casi infinito de posibilidades se despliega ante tus ojos...
Y no puedes resistirte cuando lees ciertas cosas.

Me ha encantado tu momento "chupación de puntas".

VIVAN LAS MANÍAS!!!
Si me compro un perro, le pondré de nombre Manía!

Yo... Manías?
Naaaaaaaaaaaaaaa!
Son placeres!!!
Es tu momento (sin pretender publicitar).

Sólo diré una cosa... Si buscas manías en el diccionario, viene mi foto :-S :-P (ala, qué "sajerá")

Besos y vasos "chupadores"...

(Volveré :-) )

MC dijo...

Con el permiso de aileon...
...Tenta me ha encatantado tu cometario, no puedes llevar más razón y la historieta, jajaja esque me la he imaginado línea a línea y la sonrisa de ha dibujado en mi cara en todo momento. Me voy del curro con la sonrisa puesta a buscar unos rallitos de sol.
hasta pronto!

Aileon dijo...

Pandora,
Pues vaya, por eso somos almas gemelas jejeje
Es verdad, con estos gestos se pueden confundir los términos y detrás de todo ello hay mucha timidez. Cierto!
Bueno ya lo sabes, somos todo ojos para poder leer ese ritual o manías de las manos...

Cuídate! ;)

Aileon dijo...

Marino,
Lo del incienso, me parece genial. Es curioso, porque en mi casa siempre tengo puesto incienso, velas,pero no me gusta ponerlo antes de irme a la cama. Curioso, jeje
Lo de las piernas, es algo bastante común, y es verdad que a mucha gente les molesta. Tú sigue, al que no le guste....que no mire!

Cuídate ;)

Aileon dijo...

Buenas tardes que son buenas tardes...

Bienvenida a mi blog.
Si te soy sincera, antes en el currículum ponía 'chupadora o chupona de puntas', pero como te podrás imaginar, todos me querían 'a su vera'...

Jaja, vaya historia que te has montado, pero me ha encantado. Yo no sé si me darían el trabajo pero la camisa de fuerza, seguro jejeje

Gracias por comentar.
Cuídate ;)

Aileon dijo...

MC,
Con mi permiso o sin él, siempre puedes comentar, jejejeje
Pasa una buena tarde,
Cuídate ;)

Tenta dijo...

Buenas noches por la mañana!

Me has alegrado el día MC :-)
Provocar una sonrisa bien vale un poco de imaginación, aunque el mérito no es del todo mío.

Un verso al día, una sonrisa también y alguna que otra cosita, y el mundo iría mejor!
Ayyyyy... y todos a chuparnos las puntas del pelo! ;-P

Aileon... Tengo yo una camisa de fuerza más maja!
Si quieres, te puedo facilitar una... La puedes tunear bordando tu nombre en la pechera.

Como dijo mi amigo Andrés Calamaro: Para no ser un recuerdo, hay que ser un reloco.

Y con las temperaturas que caen, mejor ser reloco con tu camisica de fuerza... :-P

Gracias por las risas os doy yo también.
Ha sido un gran acierto del destino (mejor dicho, de Marino... qué poeta toda yo) (vale, un poco así, pero me lo perdonáis) traerme hasta aquí.

Que os vaya bonito! y puntiagudo...
Besos y vasos!

Aileon dijo...

Tenta,
Muy buenas! Ya sea mañana, tarde o noche...
Cuando no utilices la camisea esa de fuerza, me la pasas, jejej

Saludos!

Anónimo dijo...

Qué risa lo de la profesora en el instituto!!! me acuerdo perfectamente... Lo que te enfadabas cada vez que te llamaba la atención. Yo, la verdad es que no sé si tengo muchas manías. La única de la que me doy cuenta es que me muerdo mucho el interior de los mofletes (no sé si me explico) y no veas las llagas que tengo siempre dentro de la boca. Ah! y otra manía de la que tú siempre me llamas la atención es decir "lo que pasca" (o algo por el estilo) en vez de "lo que pasa es que".
PD: creo que se me ha olvidado la contrasena porque nunca puedo escribir con mi nick. A ver como me lo cambio...

Aileon dijo...

Ya ves, ¿Te acuerdas de la colometa? La ponía nerviosa, jeje

Menos mal que has aclarado un poco lo de morderte el moflete, porque ahora me estaba volviendo loca imaginándote jejeje

Es verdad, tú eres la de 'pasque' que bueno, jajajaj

Tranquila por el nick, si no puedes me firmas con un 'pasque' jejejeje
Noo, puedes poner Mari Carmen!

BEsitos

Anónimo dijo...

Pero bueno... vaya fotito has puesto!!! Asustas que da gusto jejeje.Pero la verdad es que está muy bien hecha, muy profesional.

aileon dijo...

Anónimo,
¿Qué foto?
¿Quién eres?

;)