miércoles, 10 de junio de 2009

ALma






¿Es bueno involucrarse tanto en las vidas que se esconden tras las palabras?

Ahora lo afirmo con un rotundo NO. En su día, hubiera dicho lo contrario.
Haciendo memoria, uno me llamó la atención. Era como una especie de diario personal de una chica joven con una vida nada fácil. La voy a llamar ALMA.
Tras la pantalla del ordenador y los dedos que transmitían más que su silencio, encontró el desahogo que necesitaba, el aire fresco que le ayudaba a respirar, una mínima esperanza, unas alas que le ayudaban a sentirse libre, o simplemente un alivio para ayudar a paliar su dolor. Luchaba por algo en lo que no creía, luchaba por algo que no sentía, luchaba por los sueños de los demás, y no por intentar coger de nuevo –si es que alguna vez las tuvo- las riendas de su vida.

Una vida que daba por perdida, una lucha interna y constante que iba matando sus esperanzas, sus ganas de vivir. Era la lucha del quiero, pero no puedo.







Y a mí me emocionó y conmocionó su historia tanto que sufría por el bienestar de ALMA, a la cual apenas conocía solamente por las palabras que ella transmitía, pero le tenía un cariño especial, como si de mi hermana pequeña se tratase. Me dolía tanto verla sufrir así... Aunque estoy convencida que se dejaba las lágrimas más ácidas y más duras en el tintero.

No lo voy a negar. Con sólo leer una primera entrada, ya supe que en su vida había más espinas que pétalos, más llantos que sonrisas, y más deseo de no sentir, que de vivir.
Lo siguiente sabía que pasaría. Me conozco demasiado. En una noche, con el sonido de un piano de fondo, y a media luz, me leí todo su blog. Creo que la historia hizo el resto. Mucho tiempo estuve leyendo su vida desde la pantalla de mi ordenador. Demasiado...
Fue realmente duro leer palabra tras palabra, el sentimiento que le producía dolor y desasosiego, el expresar en palabras –cosa que no es nada fácil- todo aquello que uno desea, pero no puede, y todo lo que puede, pero que le hace daño. En definitiva, fue duro leer su vida.

(…)

Me empapé de su vida, de su historia, de su sufrimiento, y sentí todo lo que sus palabras escondían, que eran más dolorosas que las que, en realidad, mostraba. Sus últimas entradas no me dejaron indiferente. Y - su blog- desapareció.

En su día, le dí demasiadas vueltas. Jamás le dejé un comentario. Y me lamento por ello. Ese fue mi error. No supe nada más. Espero que siga luchando...

Pienso que hay muchas maneras de leer blogs y de cómo éstos te afectan. Están los que se leen sin apenas leer y se olvidan a los dos segundos, los que admiras por su talento, por su manera de transmitir, los que en el día a día se va forjando un cariño especial, y los que dejan una huella permanente, intacta, los que sabes que recordarás - por un motivo u otro- el resto de tu vida.



Nota:

He puesto esta canción en concreto por algo en especial.
Aileon

6 comentarios:

Tu anonimo dijo...

Buenos dias!!

Tarde pero aqui estoy,jeje,he llegado ahora mismo de ir en bici y me estaba comiendo un trozo de queso con pan y bebiendome una cocacola,ohhhhh,jiji

Con respecto a la entrada,la verdad que no creo que hicieras muy bien en seguir a esta chica,estas cosas aunque no conozcas de nada a la persona son duras de leer y eso sin quererlo te arrastra a ti y te pones triste por alguien que ni conoces,es decir,que no vale la pena,una cosa es seguir a gente como ti misma,que aunque puedas poner entradas a veces mas tristes,la mayoria son alegres tambien,vamos,un poquito de todo,jeje

Espero que estes bien y pases un buen dia

Cuidate mucho

Un beso ;)

Aileon dijo...

Tu anónimo,
Buenas tardes,
¿Cómo está usted? Ya veo que dando envidia de buena mañana, jeje Y no lo digo precisamente por lo de la bici, sino por los alimentos que ha ingerido!

Bromas a un lado, en el fondo tienes razón. TAmbién es verdad que quizá fue uno de los primeros blogs que leí (y de eso hace mucho ya) y de ahí que me involucrara tanto, ya que senti las palabras como si de una amiga se tratara.
Claro, era un diario personal, de muchas palabras, y el día a día, eso quizá hace que te enganches mucho más que si fuera de textos de autores, inventados, imágenes, no sé...Lo personal parece que enganche más. Creo yo.

Gracias, un poco liada pero bien.
Cuídate,
Petons!

Anónimo dijo...

Definitivamente creo que no vale la pena meterse tanto en vidas ajenas. Puede sonar muy egoista, pero creo que todos tenemos demasiadas cosas y personas en nuestras vidas por las qe preocuparnos y en las que realmente tiene sentido involucrarse. Es cierto que existen muchas vidas desgraciadas en este mundo, pero lamentablemente nosotros no somos "Dios" y no podemos hacer nada por aliviar tanto sufrimiento. Creo que uno puede estar más que satisfecho atendiendose a sí mismo y a la gente que le rodea (cosa que creo que tú ya haces). Y con eso uno puede vivir con la conciencia bien tranquila.
Besitos (me voy a la camita a leer, a estas horas...con las gallinas jejeje)
MC

Aileon dijo...

Mari C,
Totalmente de acuerdo contigo, bastante problemas tenemos, para tener que involucrarnos o que nos afecten cosas de los demás, y en este caso, sin ni siquiera conocer a esa persona, pero la verdad y no lo niego es que la leía a diario, y como en muchas cosas me sentía identificada pues la verdad es que lo leía con otros ojos e incluso me apenaba, pero en fin, después de todo eso....Ahora no pienso lo mismo!!! jeje

Aprovecha, que con las princesitas es dificil dormir jeje Así que descansa!!! Cuídate mucho,
Besitos

MC dijo...

ups que historia tan bonita aileon, como puede una persona de la que casi no sabes nada a llegar a preocuparte tanto. Yo no creo que no debieras haberte involucrado tanto, las personas somos así, y no me refiero a curiosas, que también, pero a veces leer lo que les pasa a otros aunque te angustie te hace fortalecerte más, querer ayudarle, no creo para nada que eso te haya dado problemas en tu vida, o si??? acaso no sentías satisfacción cuando pensabas que tan solo hablando con esta chica la estabas ayudando aunque fuese a aliviarse un rato. Hay quien daría lo que fuese por crear un poco de atención. En esta entrada no estoy de acuerdo con nadie...

Aileon dijo...

MC,
La verdad es que la historia de esa chica me emocionó muchísimo, y me 'metí' de lleno en su historia. En su día lo hice (quizá porque era uno de los primeros blogs que leía) pero ahora no me pasaría lo mismo, es más, ya me encargo yo de poner una barrera para que nada me afecte de tal manera que lo pueda pasar mal por una persona que apenas conozco. Si es cierto, que todos tenemos problemas unos más que otros, y unas más graves que otros. Su historia me emocionó porque en parte me vi identificada en algo, o me inspiraba ternura...No sé!!

Me alegro que no estés de acuerdo con nadie, jejeje

Besitos guapa!