sábado, 15 de marzo de 2008

Sólo dos pasos...

9 de la noche.
Acabo de salir del taller de pintura en el que va mi madre. Hoy he ido porque quería hacer algunas fotos a las mujeres que van a ese taller cada viernes por la noche. Van a aprender y sobre todo a pasar un buen rato. Hay un buen ambiente y se llevan muy bien. El rato que he estado allí me he reído muchísimo…Algún día volveré a visitarlas.

Una vez he hecho las fotos, y ellas se han puesto a trabajar, me he ido con mi cámara en mano. En un principio quería irme para casa, pero justo salir del taller he mirado a mi derecha y la he visto ahí. Más bella que nunca y con una neblina que la cubría hasta desaparecer en la oscuridad… No podía dejar pasar esa oportunidad y dejar de fotografiar la iglesia.

Dos pasos, sólo he necesitado dos pasos para salir del callejón y estar en esa plaza que vela la iglesia noche y día. Hoy solitaria y acompañada por la neblina.

Me ha parecido extraño estar ahí en el silencio, sin ni un alma a mi lado. Sólo mi cámara y yo. Yo y mi cámara. Y ella frente a mí. Esperando a ser fotografiada.

En una esquina de la plaza, he observado la iglesia sin ruidos, sola y cubierta de oscuridad con pequeñas dosis de neblinas. Una iglesia, que si bien por dentro, carece de importancia para mí, por fuera es un sin fin de recuerdos imborrables y que mi mente, a menudo, se acuerda de recordar. Recuerdos únicos que forman parte de mi vida. De lo que soy, y cómo soy. Recuerdos pasados que recorren en mí un escalofrío intenso al recordarlos.

Allí, en aquella esquina y con el suelo húmedo, me he sentido identificada con ella: sola y cubierta por los recuerdos de aquella plaza que han significado mucho para mí.

Pensativa, y con la cámara en su funda he desaparecido por la callejuela. Triste…

A veces, las pequeñas dosis de tristeza y de recuerdos potencian otras cosas que nos hacen sentir bien y felices…

Nota: Solo he necesitado dos pasos para pasar de estar con gente a estar sola, de estar alegre a invadirme la tristeza. Sólo dos pasos...
He llegado melancólica a casa, pero poco a poco me he ido animando. La niebla y la soledad no son buenas mezclas ( por lo menos para mí). Las gotas blancas que aparecen en la foto son las pequeñas dosis de niebla...
Por cierto, dicho ya de paso, para que no haya malas interpretaciones, la iglesia sólo me interesa como estructura arquitectónica, de todo lo demás prefiero no malgastar mis dedos en temas que , PARA MÍ, son insignificantes, y de poco interés.
RAyco, gracias por el premio que me has otorgado! En cuanto pueda lo pondré. Gracias...
Besos a todos, Aileon

14 comentarios:

Luna Carmesi dijo...

Momentos magicos donde los sentidos estan despiertos!!

ABrazo grande!!

Rayco dijo...

Hoy voy detrás de Luna por lo que veo...

Me alegro de que estés mejor pero te robo la foto que me gusta para ponerla de fondo de algo... ¿puedo?

Abrazo en grupo!!

Rayco dijo...

Por cierto, deberíamos cuestionarnos lo de la mujer francesa... supongo que saben la mujer que digo.

Aileon dijo...

Gracias Luna: momentos tristes pero mágicos a la vez!

Otro abrazo para ti también!!

RAyco: Si, hoy vas detrás de Luna, y puedes robar las fotos que quieras jeje , que sepas que esa es la iglesia de mi pueblo!!!

Y lo de la mujer francesa, yo es que soy un poco cortita y no sé de lo que hablas, lo siento jeje

Abrazo en grupo!!!

Rayco dijo...

Aprovecho antes de irme, de la mujer francesa que tiene un raro tumor en la cara.

Aileon dijo...

RAyco, no me hagas eso, no sé de quién hablas...No entiendo!
Yo también me tengo que ir a vivir aventuras en el tren (supongo jej) pero espero que me cuentes quién es esa mujer, por fa!!

Rayco dijo...

Mujer francesa.

Puede herir tu sensibilidad, así que si no quieres ver la foto, te lo recomiendo, Mujer francesa.

o de esta noticia:

Tíbet.

Aileon dijo...

Jolin, podrías enviarme cosas bonitas no? jajajaja
Yo no sé verla o no!! Madre mía......

JAC dijo...

No sé que tienen las catedrales e iglesias que me embrujan, tendré infinidad de ellas. No has dicho de que iglesia se trata...¿lo puedes decir?

Las fotos de Paris son muy bonitas, ¿también las hiciste tu?
Algún día ¡Volveré a la Ciudad de la Luz! ¡la Ciudad del Amour! como muy acertadamente dicen.
Que lugar del mundo más mágico!

Un saludinybesos

Nalia dijo...

la niebla, la noche, el silencio... acompañados por la soledad pueden volverse mágicamente tristes y meláncolicos... pero también nos sumergen en una extraña y hermosa senasción difícil de explicar...

un beso guapa, y a levantar esos ánimos!!

Anónimo dijo...

Jac: comparto tu opinión. Embrujan demasiado!
ES la Iglesia de SAnta María de Vilafranca del Penedès (barcelona), bueno de mi maravilloso pueblo! ;)

Las fotos de PArís, ojalá fueran mías, pero no, no he tenido el placer de fotografiar París de esa forma. Ojalá!!
Gracias! Saludos!

Nalia: cinco líneas que comparto contigo...MEjor no lo has podido describir!
Ya mejor y espero que tu tb!! Besos!

Kalar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
isuntza dijo...

Una vez más me llevas contigo en tu historia Y me veo en un rincón de esa plaza, sentado en el suelo, con la espalda apoyada en la pared, entre el humo que sale de mis manos y se mezcla con el de tus sueños, con el de tus recuerdos Como esperandote Curiosamente tb me apasionan las iglesias, los monumentos No creo que tenga nada que ver con creencias de ningun tipo Son la demostración de que la Historia ocurrió realmente La Historia y la historia La de los libros y la que escribimos nosotros

La tristeza del recuerdo es algo natural en el ser humano Y es también característico de la gente especial De la gente que como tu, como el niño triste, como otros que escriben en estas páginas, sienten la vida más que vivirla Ese es el camino Ese es el secreto Con los ojos apropiados, hasta puede verse en la foto

El niño triste te manda un beso y un abrazo enormes porque le has etxo pensar en muchas cosas Porque te lo has ganado

Aileon dijo...

Gracias Isuntza por tus palabras! Siempre consigues plasmar las palabras adecuadas,y eso no es fácil!

Cuídate mucho, besos!