viernes, 2 de noviembre de 2007

¿Muertos?

Ayer como todos sabéis era un día para ir al cementerio y para recordar a sus difuntos, y otros a 'cotillear', por decirlo de alguna manera, para ponerse al día de quién había muerto y quién no. Sí, Sí...hay gente que es así, que este día tan señalado se pone al día sobre la gente fallecida.
"uyyy este ha muerto con lo joven que era" o " mira mira ...ya decía yo que no lo veía por el barrio, si es que la vida es muy injusta", o "has visto ...´se dice en el barrio que este le ponía los cuernos a su mujer..." Por Dios, ese día hay que respetarlo. Más respeto.
Yo, como cada año, voy con mis padres a visitar a nuestros difuntos. Suelo mirar siempre las mismas lápidas, las de mis familiares más cercanos y la de un niño ,que ahora tendría mi edad , que murió al caerse por un barranco. Han pasado muchos años, pero aún recuerdo la cara de ese niño. Voy y me mantengo en silencio. Para eso es ese día...
Pero claro también ese día es un día de reencuentros, de gente que a lo mejor en todo el año no se ven y ese día piensas " mira hoy veré a fulano y a mengano" y así es. Ves a fulano y a mengano.
Besos, más besos..." que pena que siempre nos tengamos que ver en este sitio" y yo pienso: pues es verdad, pero si no fuera así ese día perdería su encanto.
El día de los difuntos es todo un ritual: vestirte adecuadamente , ir en coche al cementerio, estar dando vueltas porque no se puede aparcar...luego que si paras hablar con alguien, con otro,...una calor que te mueres y tu con la chaqueta que casi nunca te sueles poner...en fin, todo un ritual.
Pero ayer...fue diferente a otros años. Muy diferente.
Normalmente mi padre y yo nos mantenemos en un segundo plano y mi madre es la que suele hablar con los allí presentes, pues bien...ayer en una de esas paradas yo me acojoné, y mucho.
Nos dirigíamos hacia la lápida de un familiar cuando oigo de repente una mujer que dice:
- Hola, ¡cuanto tiempo!
-Sí, si ¿Cómo están? - dijo mi madre preguntando con esa alegría que le caracteriza.
( en realidad no sé porqué le pregunto eso porque era evidente que la mujer no estaba bien. A veces es mejor omitir preguntas que ya sabes las respuestas)
- Bueno me operaron, tengo la rodilla mal, apenas puedo caminar, necesito ayuda para todo...( bla bla bla bla...muchas cosas más pero ahí yo ya estaba mirando los gatos que estaban a nuestro alrededor)
Y de repente la mujer soltó una frase que me dejó helada.Sin aliento. Sin ganas de seguir mirando a los gatos, y mirando a esa mujer con cara de atónita.
- Pues yo me preguntaba que será de esa familia que hace tiempo que no los veo (la familia a la que se refería éramos nosotros, claro), .....Y dijo:
- Y claro estaba buscando entre los nichos para ver si os veía muertos!
Ahí se hizo un silencio. Los tres la mirabamos con cara de no sé qué, pero me acojoné. Sentí un escalofrío intenso, pero no por la frase que dijo, sino como lo dijo y claro viniendo de una mujer que , con sinceridad, era algo raro... No supimos que decir.
Hasta que mi madre dijo
-No, no....estamos aún fuera, no dentro de los nichos!!
Y claro...yo diciendo: tira, tira....que esta mujer nos entierra vivos!!! Y luego al despedirse mi madre, le pregunté quién era la mujer...y bueno entendí quizá su frase. La mujer no estaba bien, y nunca mejor dicho, porque me contó cosas sobre su vida...y la verdad, no hice ningún comentario más al respecto.
Seguímos nuestro camino....

1 comentario:

elenaberenice dijo...

Nena, eres súper divertida :D