martes, 20 de mayo de 2008

Vidas...

Tu vida, mi vida... nuestras vidas



Hoy, como cada tarde he ido a ver a mi abuela. A las 4:30 ya estaba allí, y hemos hecho el ritual de siempre: le han dado la merienda, hemos dado vueltas por la clínica, hemos dibujado (yo más que ella jeje), hemos estado en el comedor con otros ancianos, y me he reído con ella...

Sobre las 6 y pico ha venido mi madre, y han empezado a llegar familiares para ver a mi abuela, así que he preferido salir un poco de aquel ambiente y me he ido a los asientos que hay en la entrada, en la recepción de la clínica. Sola, al igual que la chica que hay en recepción, he observado a los que salían, a los que entraban y a los que querían salir, y desgraciadamente no podían.

No pasan ni diez minutos, y veo al lado del ascensor a una anciana que me saluda. Ante esa cara desconocida, ese saludo y esa sonrisa pícara, me he dado cuenta que era una mujer que estaba ingresada allí y que estaba mal mentalmente.

He sonreído y le he dicho un ‘hola’ desde la distancia.

Tímida, se ha ido acercando poco a poco, como con temor, hasta sentarse a mi lado. No sabía que decirle. Ella a mí sí.

- Esto ya no es lo que era… (negando con la cabeza)
- (sonrisas tímidas) ¿No?
- No…Esto no es como antes.
- ¿Y cómo era antes?
- Esto no es como era antes…

Sabía que esta conversación no iba a ser fácil. Eso era lo que menos importaba.
Al cabo de unos minutos.

- Esto ya no es lo que era antes, antes estaba más limpio…
- ¿Así? ¿Cómo era antes?
- Esto no es como antes… (seguía negando con la cabeza y yo preocupada porque pasaban diez minutos de las siete y sabía que estaban dando la cena y aquella mujer seguía sentada a mi lado)
- Ya…
- Esto no es como antes, porque ahora hay más viejos….
- Ahhh... ¿Qué hace aquí sola?
- Estoy esperando a los míos y me voy a ir a mi casa…
- Muy bien.

Y de repente, entra la hija.

- Mama, ¿qué haces aquí? Ya deberías estar cenando, venga…vamos para arriba.

Y es que cinco años con sus respectivos meses, días, horas, minutos y segundos hacen que en los pocos momentos de lucidez estén deseando salir de allí e irse a casa. Y es que ‘esto ya no es lo que era antes’…

Nota:
Después de una semana yendo todos los días a la clínica me he dado cuenta de muchas cosas. Valores que no les daba importancia o que los tenía olvidados. Y todo ello, gracias a todas las vidas vividas y no sin vivir que hay en aquellas cuatro paredes. Vidas que se van apagando poco a poco, vidas que acompañan la soledad, vidas que imaginan, vidas que sufren, vidas que no saben lo que han vivido, vidas marchitas, vidas olvidadas,… pero vidas, al fin y al cabo.

El estar allí es la mejor lección que la vida me ha podido enseñar. Lección que no se encuentra en los libros…

Y es que todos llegaremos a viejos ( o ni eso)…¡qué nadie se olvide de ese pequeño detalle!
Dedicado a ellos, a los que ‘abandonan’ a los ancianos, como aquel que se desprende de su chaqueta vieja e inservible...
Y no sigo con el tema…que me enciende y ‘echo chispas’. Pero es que…En fin…

Aileon


7 comentarios:

EDGAR dijo...

Hola aileon!!! !Feliz miercoels!
Mi Tia tiene 89 años cumplidos apenas este pasado 30 de abril y cuando e platicado con ella, de igual manera me dice que ya no es como antes, de cualquier tema que quiera conversar con ella, por ejemplo, lo que ve en la televisión:Antes las peliculas eran más bonitas (más inosentes), antes, habia menos noticias horrorosas en los periodicos y así podria continuar(pero ya no recuerdo jeje).Antes habia más seriedad y rigides y disciplina y valores etc.Antes las mujeres solo enseñaban los tobillos y eso era indiscreto y probocativo a los caballeros.Jeje (Me rio poco, porque escribo en un estado un tanto cansado).Mi Tia jamas se caso porque le tocaron en su tiempo puros borrachos...Quizas por esa razón aun teniendonos a nosotros que somo su familia, en el fondo siempre se a sentido sola, y la e escuchado llorar en practico silencio...Uno siempre dice que es fuerte y que puede sobrevivir estando sin alguien a nuestro lado cuidandonos pero a la larga es lo que cala, lo que duele, a la larga.
Pienso que es muy feo que la familia deje en un acilo para ancianos a esas sabias personas tan valiosas para todos nosotros...
Claro que si necesita cuidados especiales sera lo mejor para ellos

EDGAR dijo...

Cadena de comentarios largos Edgar:

Edgar:Buenos días que va ordenar.
Aileon:¿?
Edgar:Tenemos comentarios, Comentarios medianos, largos, supercomentario y megacomentario..
Aileon:¿?
Edgar:Para comer aqui o para llevar
Aileon:¿?
Edgar: Que tenga un buen día.

Vamos a jugar a que me contestabas mis preguntas como si fuera yo a ofrecerte mis servicios..En un principio yo los conteste con y en tu nombre pero se me hiso muy raro y talves eso no te paresca bien...

Luna Carmesi dijo...

Las reflexiones en el pasillo de un hospital son puro contraste con nuestras ligeras cavilaciones en el dia a dia en nuestra rutina.

Besos.

AiLeoN dijo...

EDGAR,
Estoy, en parte, de acuerdo con tu lo que dice tu tía, ahora ya no es como antes. Lamento la vida que ha tenido que llevar tu tía. Llorar en silencio es muy duro.

En estos últimos días, al estar allí, pues los ancianos te cuentan su vida, y claro cuando hablan de que tienen 9 o 10 hijos, y muchos nietos y no van ni a verla, ni 5 minutos,...no sé. Yo observo, y callo, y me lamento por dentro, No es justo.

Interesante de lo las preguntas jeje Y puedes contestar por mí, las veces que quieras jeje

Yo quiero un supermegacomentario y para llevar, por favor! Gracias!

Saludos

AiLeoN dijo...

LUNA,
Las reflexiones de esos pasillos blancos y con olor a lejía, hacen que reflexiones más sobre la vida en general.

Como nunca había estado más de cinco minutos en una clínica- Residencia, me doy cuenta de muchísimas cosas.

Afortunadamente no soy de ese tipo de persona, y me alegro. Tengo mis defectos, pero no soy así...

Que tengas un buen día,
Besos

Anónimo dijo...

Yo hace poco mas de un año me hacia la misma pregunta de como podia ser que hubiera tanta gente que abandonaran a sus padres y practicamente no se dignaran ni a visitarlos,no me lo podia creer,es algo muy triste pero que suecede,asi somos los seres humanos de desagradecidos con los que te han ayudado a crecer y tantas cosas,ojala el dia de mañana esos que abandonan a sus padres vivan en sus carnes la misma situacion,luego que lloren todo lo que quieran

Enfin,tampoco quiero encenderme yo ahora,xD

Un beso bien fuerte para tu abuela

Buenas noches y cuidate aileon

AiLeoN dijo...

ANÓNIMO,
No te enciendas, más que nada porque no merece la pena, y ya se sabe como es la gente, bueno algunos...
Pero en fin, cada uno pone sus propios valores, y es triste lo que tú has explicado muy bien.
Desgraciados hay por todas partes...

Cuídate mucho,
Chao