domingo, 8 de noviembre de 2009

Vidas sin luz





Sólo me ocurre ese día. Es curioso como me afectan los sábados por la tarde cuando no tengo planes, cuando no tengo que subir a Barcelona, o cuando no estoy con él. Por un motivo u otro siempre acabo triste, pensativa, y con una sensación de vacío oxidado. Pero ese es otro tema. La cuestión es que cuando me quedo sola en casa, sin nada que hacer, sin nada que ver, sin nada que escribir y con el pijama a cuestas, me da por ordenar lo que tengo en el armario. Más que ordenar, tener algo que hacer. Y más que hacer, llenar el vacío con algo. Y más que llenar ese vacío,... recordar. Sí, esa es la palabra. Pero es que el tiempo, la situación y la circunstancia me obligan a ello. Pero no me quejo. No, de eso no. Todavía, no.

Con una pequeña y simple luz que apenas iluminaba mi habitación he abierto el armario de las letras, de mis letras. Como por azar, he cogido una de las carpetas. Ni siquiera recordaba su interior. Mezclada con todos los apuntes de la universidad y lo que no es universidad la había olvidado por completo. Me siento en la cama y me apoyo contra la pared. Enciendo una vela blanca que tengo a mi izquierda. Todo está en silencio. Ni siquiera pongo música. Muy raro en mí, pero empiezo a recordar que hay en esa carpeta. Lo siento, ni siquiera el sonido de un piano merece ese momento. Optó por el silencio. Abro la carpeta y me invade un olor de dolor, de sufrimiento. Un dolor que jamás debería haber existido. Ahí están arrugados en el paso del tiempo, no en el recuerdo. Uno del 2001, otro del 2004. Las portadas vuelven a dejarme helada. Empiezo a leer…

El nudo en la garganta rompe a llorar.

Se nota que ya no dejan tinta, pero si huella. Desgraciadamente una huella imborrable, y un dolor insoportable e insuperable. No es justo. La vida a veces no es justa, y muy justa para quienes no se la merecen.


¿El por qué guardo los periódicos de aquellos fatídicos, tristes y dolorosos días? Por una simple y llana razón. Porque me lo debo a mi misma. Porque me marcaron. Porque en toda oscuridad siempre hay un pequeño rayo de luz. Por eso y porque...
Quiero que mis futuros hijos no tengan una venda en los ojos, y sepan el verdadero sentido de vida. Porque quiero que sepan que nada es de color de rosa, que la vida es dura, que el sufrimiento está sin que nadie lo invite, que la intolerancia pasea con nosotros y a nuestro lado, que el dolor nos acompaña en la soledad, que la injusticia se respira con sólo abrir lo ojos, que la vida es un sin fin de muertes…
Porque quiero que vivan la vida, que disfruten, que luchen por sus objetivos, que expriman cada segundo en cada minuto, que valoren lo que tienen, que sonrían, que lloren y, sobre todo, que no hagan daño ni causen dolor a los demás, que desgraciadamente, de eso ya se encarga la propia vida y los malnacidos que habitan en ella. Porque quiero que sean felices…

Quizá así algún día me puedan explicar lo que yo no he entendido, ni entiendo, ni entenderé, ni jamás encontraré una explicación.

Hay que ser muy hijo de puta.


Vive y deja vivir.


Buenas noches,
Aileon

9 comentarios:

Marino Baler dijo...

Pues si que estamos bien. Menudo sábado que hemos pasado.
En fin, hay días que cuanto antes pasen mucho mejor.

Un abrazo.

el inquilino del bajo dijo...

Estas son cosas que solo resuelve el matrimonio... por cierto, esa canción no me gusta, me parece de lo más triste.

Anónimo dijo...

Buenas

Siento que tengas esas sensaciones los sabados que no tienes planes,es lo que pasa cuando te sientes sola o solo,aunque solo sea por un dia o incluso un espacio corto de tiempo,vamos, tengo experiencia yo en eso,xD, y al final pues uno acaba por hacer cosas que sabes que te puede poner mas triste como en tu caso el recordar ciertas cosas
La verdad que fueron 2 fechas muy dolorosas para todos y ojala nunca mas pasase

Seguro que seras una madre estupenda ;)

Que acabes de pasar bien el finde,lo que queda ya,uff

Cuidate,
Un beso

Aileon dijo...

Marino,
Es que hay sábados y sábados, pero bueno de todo se puede sacar partido, o por lo menos eso intento.

Otro!
Cuídate

Aileon dijo...

Inquilino,
¿O con hijos no? jeje Tú es que quieres verme con anillo de oro en el dedo y eso nunca, jeje Me refiero al oro, uff.

Me alegra tenerte por aquí, jeje.

Cuídate ;)

Aileon dijo...

Anónimo
Buenas ¿qué tal?
Es que otro día no lo noto, pero los sábados pues...Tengo que estar ocupada, sino le doy vueltas al bombo y es peor, jeje

Madre estupenda, no sé, pero madre pesada siii, pobrecillos!!! Perdón pobrecillo, que yo creo que uno y no más, jeje.

Espero que hayas tenido buen finde,
Y el dolor de cabeza mucho mejor.

Cuídate ;)

Anónimo dijo...

;(((((((

Bueno ahi vamos luchando contra ella,estoy por quitarme la cabeza y ponerme una de nueva,eso si,que sea guapa,juasjuas

Aileon dijo...

Anda, anda, anda...

Eso quiere decir que sigue fastidiándote no? Pues vaya, descansa y mñn será otro día.

Si es que, qué haremos con la cabeza???? jeje

MC dijo...

A mí eso me pasa cualquier día de la semana que no sé que hacer y no hago nada, porque por tener... estaría siempre ocupada!!! Pero eso no es de lo que hablas, las malas noticas... a mí no me gusta ver las noticias en la tele, ni leer periódicos, que por qué??? Pues porque sólo te sacan las desgracias de los demás, para qué??? Pues o para que tu mal parezca menor, o para que te sientas mal por lo que pasa y muchos no quieren ver. Por eso no quiero saberlo, prefiero vivir en la ignorancia, además la mitad de las cosas que se dicen no son del todo ciertas, nada es objetivo, yo solo quiero saber de la gente que me quiere y me lo demuestra, de los demás sabré lo que yo quiera.
Es egoísta pero no quiero que la tristeza me influya.