lunes, 7 de abril de 2008

Te odio...


Cómo odio esos dos dedos de oscuridad...
Te odio, maldito cobarde...
Te odio...
Aileon

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Te odio,pero el dia menos pensado me vengare...

muajajaja

Perdona,me he motivado con un anuncio de perfume que decia algo asi,jejeje

besos sin odio :)

Aileon dijo...

Vengarte? Eso es porque has jugado con fuego y te has quemado...seguro! y ya sabes! Si no quieres jugar no empieces la partida...

Bueno no sé de lo que hablas y la que se ha motivado ahora, soy yo, pero sin anuncio!!!!

Buenas noches! Saludos sin odios, cuídate anónimo!

isuntza dijo...

Odias dos dedos de oscuridad, eh niña? Como me encanta tu mundo, Aileon, tiene tantas cosas en común con el del niño triste que a veces se despierta pensando en ello O realmente estaba despierto, perdido en sus pensamientos, y se acuerda de ti y vuelve a la playa donde realmente estaba desde el principio Yo tb odio esos dos dedos; son la posibilidad de que cualquiera entre mientras estamos perdidos en sueños, como una invitación inconsciente e indeseada, y el niño triste dice que, con la puerta abierta, no recuerda sus aventuras nocturnas al despertar... porque se escapan por ese pequeño hueco hacia la oscuridad Me encanta compartir contigo palabras, sueños y hasta pesadillas Dicen que cuando se juntan dos niños desaparecen los miedos...

Tres días sin leeros y se os etxa de menos increible Será cosa del niño triste... o no Muxus wapisima, todos los que quieras!!

Nalia dijo...

en la oscuridad no solo tengo miedo de los dos dedos... sino de todo lo que puede aparecer detrás!!

en realidad no sé exactamente a qué te referías con tu post, por lo que me he permitido la licencia de interpretarlo a mi manera...

un besito guapa!

Aileon dijo...

Isuntza: Odio esos dos dedos de oscuridad. La puerta abierta o cerrada, pero así mejor no.
Me gusta controlar lo que pueden ver mis ojos, y no me gusta ver que los que están en la oscuridad puedan observarme sin saber que soy observada...No me gusta!

Como anécdota: una vez, toda contenta mientras me duchaba, me di cuenta que la puerta la había dejado entreabierta y veía esos dos dedos de oscuridad...
Tuve que salir de la bañera, dejando el suelo lleno de agua, para poder cerrar la maldita puerta porque estaba intranquila. ¡Qué le vamos hacer!! jeje

Me alegro que el niño triste haya vuelto feliz! Gracias por visitarme de nuevo...

Saluditos desde mi casa...

Nalia: Sí, tranquila de eso se trata de que cada uno le dé la interpretación que le inspire esas palabras y la imagen. Todo vale!
Pero vas bien encaminada por tu comentario. A mí me ocurre lo mismo!

Saluditos a ti tb...

Rayco dijo...

El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor (Buda).

isuntza dijo...

Me encanta como protestas... No me gusta!!!jaja Si es que eres una niña encantadora y con toda la magia que los niños esconden Por eso creo que compartimos tanto cariño Contenta en la ducha, eh?jaja Al niño triste sólo le gusta la ducha acompañau, parecia tonto jaja Ayyyssss esas manías... jaja Todo por ser feliz

No me des las gracias por volver a visitarte, que estaba desando hacerlo (aun pasando un finde muy elegante conociendo a miniña) Me teneis enganchado, embrujado o no sé Algo sí jaja No me gusta que mis amigos me den las gracias, porque nunca hacemos nada para un amigo esperando que nos las den Así que ya sabes, niña Esa es una de las manías del niño triste..jaja
Muxus wapisima!!

Aileon dijo...

RAyco: Me gusta esa frase! Entonces necesito más amor para olvidarme de ese odio...

Isuntza: Aprendo la lección rápida: nada de darte las gracias jeje
Sí, de vez en cuando protesto, bueno cuando me dejan jeje

Yo es que en la ducha siempre estoy contenta, bueno en la ducha y en la mayoria de los sitios,claro!! ;) Tú no eres tonto, ehh acompañado en la ducha... Yo no comento!!jiji

Saludos a los dos!!!

EDGAR dijo...

En la simplicidad se encuentra la belleza, y por la simplicidad de la entrada es muy bella.
Jejjejejje
Igual que voz!!!

TONI dijo...

Me encanta la imagen de esos dos dedos de oscuridad que exceden a tu control, que hacen que te rebeles y grites! En serio, es una ida de pelota muy atractiva...

Aquello que no podemos controlar y nos genera inseguridad llevado a un extremo...

Lo que decía, ida de pelota pero muy sugerente.

Te leo a menudo si bien cuesta encontrar momentos para dejar algún comentario, miraré de arreglarlo!

Un saludo, me encanta como escribes!

Maick dijo...

La oscuridad es el mejor lugar para esos dedos... aunq ellos no tengan la culpa para ser odiados...