martes, 15 de abril de 2008

Un sábado diferente...



16/XII/07 Algo que escribí hace tiempo…

Hoy he ido al mercado con mi familia porque hacían la 'Fira del Gall'. Es la primera vez que voy...y creo que la última porque hacía mucho frío y porque lo he pasado realmente mal.
Si hay algo que tengo desarrollado (abstenerse los comentarios de los que me conozcan personalmente jeje) es la vista y el olfato. Veo y huelo a distancia. ¡Qué le vamos hacer! Tengo ese defecto o esa virtud, según se mire. En el caso de la vista, virtud, en el olfato ... más bien defecto.
En ese sentido, tengo similitudes con el protagonista de El perfume, sin llegar a ese extremo, claro!Pero si oliendo lo que la mayoría no perciben con el olfato...

Si los demás no olían nada, yo olía todos los olores allí concentrados,a un nivel realmente exagerado y nauseabundo. Entre el olor a pollo, a pato, a mierda de pollo y de pato, a paja húmeda, a sudor, a carcoma, a tierra mojada, a estiércol, a colonia de litro y medio, a gomina de todo a cien, a perfume fino de mujer, ...mi olfato se ha aprovechado de lo lindo, y yo he salido de allí medio mareada.
Esos olores mezclados entre si…no están hechos para mí. Quedan retenidos en los orificios durante horas, haciéndolos presentes aún estando ausentes…

Por si alguien no sabe de lo que estoy hablando, se trata de una feria donde los protagonistas son gallos, gallinas, pavos reales, patos, capones,...y la gente los compra para estas fiestas. Me ha quedado claro que el capón vale 50 euros, la gallina o el gallo 35, y que el gallo negro vale más que la gallina marrón...Eso, y de que no volveré más…

La verdad es que había mucha gente y apenas avanzábamos. Para variar me han confundido con mi hermana, ya algo normal en mi pueblo y en cualquier sitio que vaya. No lo entiendo, la gente debería ir de vez en cuando al oculista, en serio. Pero ese es otro tema, que me desvío…

Pero lo anormal de este sábado no ha sido que mi olfato se 'haya puesto las botas' , ni el que haya ido a ver la 'fira' de los capones, ni que hoy no haya presenciado ninguna caída ( cosa rara porque los sábados son malditos en caídas), nada de eso…
Lo anormal ha sido que he visto algo que me ha impactado y mucho. ¡Qué lástima que no llevara la cámara de fotos! Porque eso no se ve todos los días, más bien nunca.
Dicen que una imagen vale más que mil palabras. En este caso, palabras incrédulas.

Cuando habíamos acabado de ver los pollos, y ya nos íbamos para casa, veo a lo lejos a dos ancianas de la tercera o cuarta edad. Cada una con su bastón y con cara de frío. Hasta ahí la cosa va bien, y nada sorprendente ¿no? Ya verás...

La sorpresa me la he llevado cuando he visto que una de las ancianas llevaba una correa en la mano y, pensando que llevaría un caniche, sigo la correa con mi mirada y veo que, al final de la correa, hay un Pitbull, con cara de pocos amigos. Y la anciana, toda contenta con su perro que, menos mal que el perro estaba tranquilo, porque echa a correr...y las ancianas y el bastón a tomar por c...Pero no. No he tenido la ocasión de ver esa escena. Ellas iban despacito, caminando al lado del perraco, haciendo sitio entre la multitud! Joder... para no dejarlas pasar

Y claro he soltado un "No veas con la vieja, cualquiera le roba el bolso", Y ,pasando por nuestro lado, no he podido evitar pensar qué hacía una anciana con un perro como ese...

Y me han salido mis teorías mas perversas, lo siento...Mi mente no tiene límites.

Aileon

2 comentarios:

Nalia dijo...

jejeje me imagino a la típica vieja de las comedias, que tiene un humor de perros (nunca mejor dicho) y es la jefa y la más mala de su clan

AiLeoN dijo...

Ya ves, supongo que el perro sería de su hijo, nieto o suyo, quién sabe!

Pero vamos, no pasaba desapercibida con el perraco...