jueves, 24 de enero de 2008

No sin mis gafas...

Hoy me he dado cuenta que necesito mis gafas de sol como el respirar... ¿Me estaré volviendo vampírica? Yo sabía que mis gafas de sol eran importante en mi vida, pero no sabía que tanto...
Esta mañana he salido sobre las 7:45 de mi casa. Apenas había amanecido y ya se empezaba a ver un cielo despejado...Pues bien, caminaba con mi mp3 ( siempre que voy sola voy escuchando música) y con cierta prisa. Me ha sorprendido el que no me haya cruzado con nadie. Todo en silencio. Y a media luz.
Pero sobre las 8:30 los rayos del sol ya estaban mas acentuados y yo, sin pensármelo dos veces, he abierto el bolso con intención de ponerme las gafas de sol y ¡¡¡¡Sorpresa!!!! Me las había dejado en casa... En un primer momento he pensado: no pasa nada! Pero no, el sol me molestaba muchísimo, y apenas podía abrir los ojos...Me he puesto nerviosa, como si me faltara algo. Me molestaba la luz, la claridad, ... Todo, me molestaba todo.El sol me agobiaba sin mis gafas. Puedo pasar sin mi móvil e incluso sin internet, pero no sin mis gafas. Las necesito tanto como ellas a mí.
Desde hace muchísimo tiempo que las llevo y a todas horas. En verano siempre ( es lo más lógico), pero en invierno mucho más. Incluso en los días nublados mis gafas me acompañan...Y mis ojos se han acostumbrado. Ese es el problema que mis ojos no saben apreciar las cosas con la luz del día, sino que las tengo que ver tras los cristales de mis gafas. Malditos son.

By Aileon

2 comentarios:

Rayco dijo...

No te imagino con las gafas de sol puestas un día de lluvias torrenciales pero si eso pasa...¡hazte una foto para verlo! jajajaja

Aileon dijo...

Jajaja..eso no ha pasado, ni pasará!! así que no podrás ver la foto jeje Pero con pequeñas gotas si las he llevado...