martes, 27 de enero de 2009

¿Juegas?



Vuelvo a recordar…
Nunca he dejado de pensar.

Reforzaré los peones de mi tristeza.
Cabalgaré en los caballos de mi dolor.
Dibujaré los alfiles de sonrisas.
Creeré en las torres de mi felicidad.
Sentiré que soy la dama de tu juego.
Serás el Rey de mi vida.

Pero hoy…

Hoy has jugado con todas tus piezas.

Hoy me has hecho un jaque mate directo al corazón.


No hay peor enemigo que uno mismo.
Jamás olvidaré esta partida.
25/I/09
Aileon



12 comentarios:

david dijo...

Buenos dias

Yo como no se jugar al ajedrez...

Y con respecto a que no hay peor enemigo que uno mismo en mi caso no es asi,aun hay de peores en mi vida,ya me gustaria ser mi peor enemigo,almenos podria luchar contra mi mismo...

Que tengas buen dia

Aileon dijo...

Buenos días,

Es un juego interesante si se sabe jugar bien.

Enemigos hay muchos, pero no es mejor tener como enemigo a uno mismo, porque es complicado y mucho luchar contra si mismo...

Lo ideal es no tener ninguno, pero ¿eso existe?

Pasa un buen día,
Cuídate! ;)

david dijo...

Tienes razon,lo ideal seria no tener ninguno,existir?,estoy convencido de que si

Quando digo que preferiria tenerme como enmigo yo mismo es por lo que te decia,aunque me costase luchar contra mi mismo,se que almenos podria intentarlo y solo dependeria de mi,pero quando tienes luchar contra otros enmigos (no me refiero a personas) muchas veces ya no depende solo de ti,vaya lio no?,jaja..pero yo ya me entiendo,no me hagas caso,jeje

Feliz dia

Marino Baler dijo...

El ajedrez puede ser representativo de lo que es la vida. Hay que saber mover las fichas y anticiparse a las jugadas que las circunstancias te van poniendo. Quizás por eso es un juego tan apasionante.

Un saludo.

Aileon dijo...

David,
¡Qué rabia! Se me borró el comentario. Te decía que no te líes que se entiende perfectamente, aunque claro tú te entenderás mejor no? jeje Es broma, que tienes razón.

Igualmente,
Cuídate

Aileon dijo...

Marino,
Totalmente de acuerdo. Pienso lo mismo. Ahí lo interesante del juego.

Un saludo

Pandora dijo...

Me ha gustado la entrada. Creo que es cierto, que el peor enemigo es uno mismo porque es muy difícil luchar contra alguién que sabe todos nuestros defectos, debilidades y lo aprovecha siempre que puede... En fin, lo ideal sería que no hubiera enemigos pero puestos a elegir, elijo a otro!!
Un beso muy grande, Alma Gemela.

elniñotriste dijo...

A mi me encanta el ajedrez, antes jugaba muuuuuucho Creo que tiene mucho que ver con la guerra y con las aventuras de los niños valientes Incluso con la vida misma

Nuestro peor enemigo somos nosotros, miLope, eso está claro Porque da igual como se ponga en mundo, la gente que nos rodea, la vida en general, a favor o en contra, que si nosotros no queremos... no hay nada que hacer Además, una partida contra uno mismo... está condenada a terminar en tablas

Un amigo mío, niño valiente tb, solía decir mucho... "dime quienes son tus enemigos y te diré cómo eres" Cada uno amolda los clásicos como quiere jajajaja

Cuidate, miLope Muchos muxus desde el Norte, como siempre para mi musa preferida!

Aileon dijo...

Pandora,
Me alegro que te haya gustado. Ese es el problema y es difícil bajar la guardia porque a la mínima...zas!!!

Otro para ti, alma.

Aileon dijo...

Niño,
Totalmente de acuerdo. El ajedrez representa y simboliza muchísímos aspectos de la vida en general.

Ayyy...¡qué sería de nosotros sin los clásicos! Di que sí, que para eso están, para utilizarlos y mover sus piezas a nuestro antojo, jeje

Yo me cuido mucho, gracias.
No lo digas muy fuerte que se pueden enfadar, jejeje

Recuerdos para ti ;)

MC dijo...

Leí ayer esta entrada pero no quise comentarla, quería volver a saborearla antes, cuantas partidas habré inventado alguna historia de guerreros, y la rabia de ver como iban muriendo en la batalla.
Mira que escribes bien, ya te lo he dicho más de una vez, pero tu imaginación no deja de sorprenderme cada día.
Mil besos para tus mil caras!!!

Aileon dijo...

MC,
¡Y qué no falten nunca esas partidas ni esa imaginación!

Bueno, una hace lo que puede. Yo siempre digo que me defiendo de las palabras, porque ellas si saben...

Un besito guapa